• cilecuador

En el Mes del Amor: ¡los lácteos también tienen su pareja ideal!

Cada 14 de febrero se celebra el Día del Amor y la Amistad. La fecha es propicia para planes que reflejan la armonía y las buenas relaciones entre los seres humanos. Sabemos que, seguramente, tendrás intenciones de compartir momentos únicos con tus amigos o pareja, por ello te dejamos algunas combinaciones de lácteos que son la verdadera pareja ideal.


Abres tus ojos muy temprano en la mañana, es San Valentín. Tienes planes con tus amigos, familia o pareja, pero para que tu día esté cargado de energía y buena nutrición es importante que tomes en cuenta una alimentación sana y nutritiva. La amplia variedad de productos lácteos que existe en el mercado está lista para acompañarte desde que el día comienza.


Los lácteos encuentran su pareja ideal, acá te contamos una serie de combinaciones deliciosas, balanceadas y saludables para que tu alimentación en San Valentín sea única y, sobre todo, muuuy deliciosa.


Para empezar el día:


El yogur natural o saborizado es el acompañante perfecto para la granola, puedes preparar un platillo de este tipo en la mañana (como desayuno) o en cualquier momento del día, es realmente el snack ideal para recargar energías y seguir con tu jornada. Agrega frutas a esta preparación para darle un toque único y fresco.


Además, si eres amante del pan puedes acompañarlo con tajadas de queso fresco, mozarella, o cheddar. Un sánduche es siempre una buena idea para tener un desayuno contundente y delicioso.


Durante la jornada:


Un almuerzo o snack de media mañana, fresco y nutritivo, es siempre una gran idea. Combina vegetales con variedad de quesos, agrega un aderezo sencillo (vinagre balsámico y aceite de oliva) y deleita tu paladar con una deliciosa ensalada.


Si quieres darle un toque dulce a tu almuerzo, una porción de torta de chocolate, o galletas, y un vaso con leche helada son el cierre perfecto.


Para un menú típico de la Sierra ecuatoriana, las combinaciones que jamás fallan son: choclos con queso, papas con salsa de queso, o empanadas de viento con muuuucho queso mozarella como relleno.


En cualquier momento del día:


Si tienes algo de sed, ¡ve a tu refri y busca leche fría! Luego de servirla en un vaso, agrega dos cucharaditas de miel de abeja. Es la combinación perfecta para saciar la sed y, por supuesto, darte un “gustito” dulce.


En cambio, si te sientes algo agotado y necesitas recargar energías, siempre es buena idea preparar un delicioso café con leche, capuccino o chocolate con leche.


Cuando cae la noche:


Llega la noche y vas a compartir un momento ameno con tu pareja, familia o amigos. El vino es el acompañante ideal para una tabla variada de quesos. Disfruta, consiente a tu paladar y crea momentos únicos con los que más quieres.


¡Los lácteos están contigo en cada momento y etapa de tu vida!



9 vistas0 comentarios