• Rumina

Lácteos, aliados para la nutrición de los adolescentes


El consumo de lácteos es fundamental en todas las etapas de nuestra vida, ya que sus nutrientes y vitaminas reducen, para los seres humanos, el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes u obesidad. Sin embargo, la niñez y adolescencia son etapas claves del crecimiento, y el consumo de lácteos resulta primordial para que este proceso se lleve a cabo de modo óptimo.


En la adolescencia se empiezan a presentar los cambios anatómicos y físicos, además de los cambios de humor, por lo que es fundamental construir una dieta saludable rica en lácteos, que permite mantener en estado normal los niveles de serotonina, hormona que puede influir en los cambios psíquicos.


Sin embargo, el desarrollo de una dieta adecuada no es un trabajo que se lleva cumple solo: el rol de los padres dentro de la alimentación de los adolescentes en vital para no caer en vacíos nutricionales, esto se suma a la comunicación constante en el entorno familiar, y a la importancia de enseñar, desde temprana edad, la importancia de consumir una variedad de alimentos que den paso a un estilo de vida saludable, además de incentivar a la actividad física.



La cantidad de calcio y lácteos que deben consumir los jóvenes depende de su estado nutricional, sin embargo, siempre se recomienda que en su dieta estén presentes, al menos, dos proteínas, una porción de lácteos, carbohidratos y frutas o vegetales.


Otro aspecto a considerar es el estado físico, una alimentación balanceada no funciona aislada de otros factores. El buen desempeño en actividades deportivas va de la mano con una buena alimentación: el consumo de lácteos entre comidas, por ejemplo, da una sensación de saciedad y evita el consumo innecesario de comida chatarra o alimentos con menor aporte proteico.

Para los adolescentes además de tener un aporte nutricional único los lácteos cumplen con otras funciones: la leche es un aliado para controlar la ansiedad, el yogur, por su cantidad de prebióticos, ayuda al sistema inmunológico e intestinal, y el queso es una gran opción para quienes no asimilan bien la leche.


Recuerda: consumir lácteos en cada etapa de la vida optimiza los niveles nutricionales y cuida tu organismo.
44 visualizaciones0 comentarios