• Rumina

Rumina crepe: cremoso platillo con pollo y champiñones

¿Con ganas de un almuerzo diferente y delicioso? Sorprende a tu familia preparando este crepe cremoso de pollo y champiñones, una receta fácil que deleitará el paladar de los que amas, además de que es un platillo equilibrado y nutritivo



Ingredientes:


Para los crepes:


● 2 huevos.

● 150 g de harina.

● 250 ml de leche.

● 1 cucharada de azúcar.

● 1 cucharada de aceite de oliva (de preferencia extra virgen).

● 1 pizca de sal.


Para el relleno:


● 1 pechuga de pollo cortada en tiras.

● 1 taza de champiñones rebanados.

● 200 ml de leche evaporada.

● Aceite de oliva (de preferencia extra virgen).

● 2 dientes de ajo machacados.

● ½ queso mozzarella rallado.

● Sal y pimienta negra al gusto.


¡Manos a la obra!


Primero, ¡a preparar los crepes! En un bowl colocamos la harina seguida de la leche (recomendamos dejar que la harina absorba la leche).


Cuando la harina haya absorbido la leche incorporamos los huevos, azúcar, sal y aceite de oliva. Mezclamos muy bien hasta que todos los ingredientes se incorporen y quede con una textura cremosa líquida, sin grumos. Se deja reposar en la refrigeradora de 30 minutos a 1 hora.


En un sartén ponemos un poco de aceite de oliva, el ajo triturado y sofreímos. Enseguida, cocinamos la pechuga de pollo con una pizca de sal y pimiento al gusto. Cuando el pollo esté dorado incorporamos los champiñones y continuamos salteando.


Una vez que los ingredientes del sartén estén bien cocinados, incorporamos la la leche evaporada y dejamos que se cocine por unos 10 minutos a llama baja o hasta que comience a hervir. Y finalmente, añadimos nuestro delicioso queso mozzarella.

Para cocinar los crepes, una vez que ha reposado mezclamos un poco la masa con una cuchara. Engrasamos una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente, añadimos un poco de la mezcla y movemos la sartén de forma circular para ayudar a que la masa se extienda (el crepe debe ser delgado).


Cuando veamos que los bordes comienzan a dorarse le damos la vuelta hasta que queden perfectamente cocidos de ambos lados.


En un plato plano, colocamos el crepe y el relleno de pollo, champiñones con queso que se extiende hasta el cielo y ¡mmm! te aseguro que el olor es irresistible, coloca un poco más de queso rallado para decorar y listo. A disfrutar con la familia y a comer rico y nutritivo, ¡buen provecho!



0 visualizaciones0 comentarios