• Rumina

Vacaciones y buena nutrición: ¡compatibles!


Llevar una alimentación balanceada es fundamental para la nutrición y salud de los niños. Sin embargo, durante la época de vacaciones es común que los horarios alimenticios se vean alterados: esto pone en riesgo la salud de los más pequeños de la casa, ya que las actividades al aire libre y esfuerzo físico demandan más energía de ellos, por esto es esencial el consumo de lácteos diariamente.


Existen varios factores que pueden indicar una mala alimentación, uno de los principales y más notorios es la paralización en el proceso normal de crecimiento (peso y talla) de los niños, además de otros factores que son más difíciles de reconoce, como falta de atención y concentración, debilidad muscular, cansancio y palidez. La solución inmediata es una dieta balanceada e implementar todos los nutrientes de la cadena alimenticia: frutas, verduras, carbohidratos, lácteos, cárnicos y granos.


Por otro lado, incentivar y educar a los niños para que lleven y mantengan un estilo de vida saludable es primordial para sostener su buena alimentación no solo en época de vacaciones. La forma más fácil de enseñar es con el ejemplo, en el hogar debe existir una dieta saludable y balanceada, acompañada de actividades al aire libre, además de evitar tener en las alacenas del hogar alimentos altos en azúcares, grasas y sal.


Una dieta equilibrada es una de las mejores armas en contra de la desnutrición infantil y la vida sedentaria. En época de vacaciones los lácteos cumplen un rol fundamental para que el cuerpo se proteja y el organismo pueda controlar enfermedades como el sobrepeso, que atacan principalmente a las personas que incurren en un descontrol nutricional, provocando un desequilibrio en el balance calórico.


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo