• Rumina

Lácteos y banana: una combinación poderosa, deliciosa y nutritiva para el día a día


Como bien se conoce, los lácteos se encasillan en el cuarto eslabón de la pirámide alimenticia, gracias a que son un alimento rico en nutrientes como proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales fundamentales para nuestra salud y vida. Al igual que los lácteos, las frutas y verduras son alimentos que se consideran de consumo diario. Entre la gran variedad de frutas que nos proporciona la naturaleza podemos destacar a la banana, una fruta que sobresale por su textura, sabor, olor y por las propiedades que posee, ya que es rica en fibra, hidratos de carbono simples y complejos y nutrientes.


El consumo adecuado y proporcionado tanto de lácteos como de frutas promueve la buena circulación de la sangre, brinda saciedad y satisfacción, ayuda al óptimo desarrollo —especialmente en la etapa infantil—, aporta energía y bienestar, fortalece el sistema inmunológico, mejora la recuperación muscular, favorece la buena salud de la piel, protege la densidad ósea, y combate enfermedades graves. Por ello, estos alimentos son indispensables en la mesa de nuestro hogar y los podemos consumir de manera individual o combinados con otros alimentos.


A través de una correcta combinación de banana y lácteos se pueden elaborar deliciosos platillos para compartir en familia. A continuación, te presentamos cinco combinaciones sencillas, fáciles, sabrosas y sobre todo saludables, perfectas para el desayuno, la media mañana o cualquier momento del día.


¿Quién no se ha bebido un clásico batido de leche con banana por la mañana, para empezar el día recargado de energía? Pues, esta es una de las combinaciones más simples y rápidas que se puede realizar con estos dos alimentos. ¿Tienes un cumpleaños y quieres una torta nutritiva para tus invitados? Una torta de banana con nueces será una decisión espectacular, por el incomparable sabor de esta fruta mezclada con el resto de ingredientes que la acompañan; además, que resulta económico prepararla. Para un día caluroso, un smoothie de banana es una excelente opción para refrescarte, y lo puedes combinar con otras frutas como frutillas, mora, mango, frutos secos, incluso añadir avena y un toque de yogur para brindarle mayor consistencia, espesor y sabor.


Si no tienes tiempo para realizar un desayuno completo, te dejamos una buena opción: prepara yogur con granola y trozos de banana, esta es una alternativa saludable, deliciosa y contiene varios de los nutrientes que se necesita para iniciar con fuerza el día. Y por último: ¿qué tal una banana split para un plan romántico? La receta tradicional de la banana split consiste en una base de banana que se fusiona con helado de distintos sabores, crema, cerezas y chispas de chocolate, preciso para compartir con esa persona ideal.


Atrévete a probar estás preparaciones combinadas con lácteos y banana, explora en el arte culinario, pues seguramente el resultado de cualquier preparación valdrá la pena, por todo el aporte, decimos ¡larga vida a los lácteos con banana!


444 visualizaciones0 comentarios